jueves, 25 de junio de 2009

Divino Anticristo y chileno



¿El Anticristo realmente pasea entre nosotros? Creencias ancestrales hablan de la existencia de equilibrios que lo ordenan todo. Así, por ejemplo, se menciona a un personaje antagonista de Cristo, denominado “Anticristo”. ¿Pero estará aquí, escribiendo poesía y caminando cerca del Barrio Lastarria con un pañuelo amarrado a la cabeza y un carro de supermercado repleto de productos increíbles?

Según la misma Biblia, es posible que el Anticristo esté entre nosotros. Es más, es probable la existencia de varios Anticristos, que anunciarían la cercanía al fin de los tiempos.

El Divino Anticristo, también conocido como La Loca del carro o El Viejo-vieja, se llama José Pizarro Caravantes. Es el mayor de cuatro hermanos y nació en mayo de 1953. Sus padres eran profesionales y su infancia, según cuenta uno de sus hermanos “transcurre de manera normal y feliz, como la de cualquier niño criado con todos los cuidados que se merece”. Estudió en el Liceo José Victorino Lastarria y luego de una exitosa Prueba de Aptitud Académica entró a la Universidad Católica de Valparaíso a estudiar Literatura, para luego cambiarse a Computación en la Universidad de Chile.

Cuesta imaginarse quizás qué lo llevó a la vida de calle, a vestirse con falda, un pañuelo en la cabeza y un carro de supermercado cargado de escritos de su autoría (fotocopiados) y variados productos recogidos de la basura, con cuyas ventas genera algo de dinero. El año 73 incluso se casó y tuvo un hijo. Pero reconoce que hubo un incendio en el negocio familiar que fue el detonante final de la miseria que lo llevaría a esta particular vida en las calles. Y así, hace más de veinte años decidió dejar esa vida de encierro que no correspondía, como confiesa él mismo, a la de “un ser divino”.

Sus ropajes se explican porque él sería el primer hombre-mujer, tal y como se señalaba que sería el Anticristo. A fin de cuentas, cualquiera puede ser un anticristo, siempre que su actitud (aún siendo cristiano confeso) vaya en contra de Cristo, que por lo que sé nunca escribió poesías, ensayos de nazismo o cuentos de bomberos, y dudo se hubiese vestido de ese modo.

Esta vida poco convencional lo llevó a las portadas de los diarios el 2006, y no como había ocurrido otras veces por sus particulares declaraciones o lo bizarro de su personaje, sino porque, supuestamente por gestión de una constructora inmobiliaria que terminaba de levantar un edificio en Lastarria, fue internado en un recinto psiquiátrico para evitar la mala imagen que le daba al sector. Lo vistieron con ropajes correspondientes a su género y edad y le dieron tratamiento médico para la esquizofrenia paranoide crónica que los entendidos le diagnostican. No duró mucho tiempo allí, pues un grupo de jóvenes fanáticos de la obra y del personaje, con la ayuda de varios medios de comunicación, hicieron una campaña inmensa que logró que el mismísimo alcalde de Santiago solicitara el urgente estudio del caso y el alta para El Divino. Cosa que ocurrió.

El mismo hermano que el 2006 apareció defendiendo la necesidad del tratamiento adecuado para la sanidad y el bienestar de José Pizarro sigue hasta el día de hoy en campaña para que, al menos, los vecinos y transeúntes recurrentes en el circuito cotidiano al que regresó el Divino Anticristo lo ayuden a no vivir en la miseria, a no pasar hambre recogiendo sobras en la basura y ojalá a mantenerlo con los cuidados y medicamentos que debiera consumir por su estado psíquico.

Yo mismo guardo un poema fabuloso que le compré hace algunos años, por su estilo, su peculiaridad y por lo atractivo de su autor. Personajes de esta talla son más que parte del paisaje de nuestras ciudades. Son únicos en su especie y generan fascinación y debate. Sea o no el antagonista de Cristo, El Divino parece salido de una fábula moderna, y por un buen tiempo más seguirá recorriendo las calles cerca del Metro Universidad Católica, con su carro lleno de cuentos y misterios.

Algunos datos: Wikipedia.org / Sanemosalanticristo.blogspot.com / Reyesalina.blogspot.com

12 comentarios:

  1. gran personaje, cuantas historias, cuantos misterios, hay cerca de los heroes, un mural de unos cuatro metros donde el divino esta representado.
    se le ve en una especie de desierto, el mismo parece ser un espejismo, y con su cara sonriente nos invita a echar un vistazo a sus artilugios, que por mas simples que se vean, guardan una cantidad de historias que solo gente como el divino podrian entender y apreciar.
    buen post, un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Me acuerdo de que cuando estaba en la U, un compañero hizo un stencil con El Divino. Aún deben quedar impresos en algún muro del centro de Santiago.

    Saludos caballero y gracias por pasar y dejar sus comentarios.

    ResponderEliminar
  3. yo le compré un cuentisimo por 200 pesisimos, fue una ganga encuentro. y por lo demas, este personaje le da sabor al barrio lastarria, le quita lo snob y le devuelve lo artishtico.

    ResponderEliminar
  4. Le da algo distintivo y un poco de surrealismo al sector.

    Aunque es un lujo de barrio, Lastarria, dentro del sector céntrico y del paisaje urbano gris en medio del cual está oculto, es cierto que a veces se fuerza un poco hacia lo "snob".

    Gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  5. La danza de los billones de dólares,sí .. ese fue el primer escrito que llegó a mis manos por paradojas de la vida, de este singular autor. Conozco, o más bien he oído hablar de este señor desde pequeña (vivía por Lastarria) y verlo en estrafalarios atuendos me deleitaba lo inocencia de ver a un ente completamente diferente. Cuando crecí ( ahora tengo 18 años) me enteré de su vida: que sufría esquizofrenia y que había padecido alguna que otra calamidad que lo condujo a la calle. Hoy, cuando leo sus escritos me doy cuenta de la implacable capacidad que tiene, no sé si a modo consciente, de desarticular la sociedad en decadencia, con su temática nazista y pro-ambientalista, y modelos tales como que los vehículos pueden ser y funcionar de manera termoeléctrica, denotan incuestionablemente, a mi parecer, que en este mundo de cabeza, el más loco, quizás sea el más cuerdo.

    ResponderEliminar
  6. Notable el post. Destaco de sobremanera la forma de escribir que has tenido para representar a tan pintoresco personaje...

    de verdad...me llego al alma...te felicito

    ResponderEliminar
  7. Claro, satanas gobierna chile, hay que seguir robando al que se pueda, haber si nos apoderamos del litio de bolivia o de la plata de potosi robar, es lo que sabemos hacer bien, como la falsa iglesia anglicana fundada despues de haber asaltado antofagasta, sigamos lamiendo las bolas a los ingleses y tal vez nos den un poquito del petroleo de las malvinas. chao hermanos del diablo,por la razon o por la fuerza nos van a meter la trinchera por el culo en el infierno, que viva el indio piñera lamebolas y mas falso que la pureza de las chilenas, chao perlas.

    ResponderEliminar
  8. Querida gente, hace rato no revisaba los post hacia atrás en el blog y recién (ordenando algunas cosillas) caí en cuenta de que había más comentarios en este.

    Atiara, dasdasd y Anónimo: gracias por compartir sus ideas. La verdad es que también desde muy niño he visto y he seguido la historia de este fabuloso personaje. Genio o loco, divino o demonio, la verdad es que es poco relevante frente al tremendo símbolo que significa hoy del centro de Santiago y lo absurda claridad con que nos enfrenta a todos día a día.

    ResponderEliminar
  9. hoy le compre un paper llamado "la verdadera historia de los estados unidos", no logro entenderlo, creo que me falta mucho conocimiento previo para darme una idea de todo lo que quiere decir, aun asi, su estilo narrativo (si le puedo llamar asi) me parecio fascinante. me gustaria conocer el poema que menciona el autor de este articulo :)

    ResponderEliminar
  10. Comparto el citado "poema" (o micro-relato) antes que termine por deshacerse en mi billetera:

    "ANTICRISTO

    No queremos que los nazis siembren América y Australia de cadaveres cochinisimos durante el año 2008

    Los nazis son los obreros y sus hijos en las fábricas las industrias y el campo también del aseo de ministerios y grandes organizaciones. Los trabajadores de la construcción no son nazis porque son solamente empleados particulares. También son nazis el 30% de los militares. Los nazis tomarán alucinógenos cuando el golpe del fúrer y asesinarán a todos los que parezcan cocodirlos (delincuentes comunes) hombres mujeres o niños a todos los que parezcan chanchos asquerosos (violadores ladrones de casas cogoteros asaltantes padres crueles con sus hijos etc. etc. etc.) también exterminarán a todos los que tengan manos grandes de tijera. Los chuchesumadres morirán porque parecen lagartos o lagartijas grandes. Los que tienen la cabeza como martillo de chapulin son los que han insultado a personas importantes. Algunos nazis estilo Auchwitz piensan evitar tanta pudrición asquerosa convirtiendo a los cochinisimos en esqueletos con meses sin comer antes de sepultarlos. Las casas o edificios donde hay escondidos cochinisimos con los alucinógenos se ven chuequisimas."

    (* copia textual)

    ResponderEliminar